TRASTORNO POR DÉFICIT
DE ATENCIÓN/HIPERACTIVIDAD (TDAH)
definición, causas, síntomas y tratamiento

Trastorno Deficit Atencion Hiperactividad

Definición del TDAH

El trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDAH) es un trastorno crónico del desarrollo neuropsiquiátrico que afecta el desarrollo y funcionamiento de las funciones ejecutivas. Se caracteriza por inatención (fallos en la regulación de la atención, distracción moderada a grave, períodos de atención breve), hiperactividad (inquietud motora) y comportamiento impulsivo (inestabilidad emocional y conductas impulsivas) que produce problemas en múltiples áreas de funcionamiento, dificultando el desarrollo social, emocional y cognitivo de la persona que lo padece.



Las personas con TDAH suelen tener dificultades para mantener la concentración y son hiperactivas (siempre en movimiento). Pueden mostrar un comportamiento no deseado o inapropiado, parecer desatentos y actuar por impulso. Para que se identifique como TDAH, los comportamientos deben estar presentes en, al menos, dos entornos (por ejemplo, el hogar y la escuela) y deben haber estado presentes antes de los 12 años.

Causas

Se calcula que entre el 1 y el 4 % de los niños y niñas padecen este trastorno (el 1 % cumple el criterio de diagnóstico grave). El cuadro sintomático del TDAH está generalmente comprendido. El trastorno por déficit de atención/hiperactividad es generalmente el resultado de una disfunción neurológica, más concretamente, de procesos relacionados con la producción y función de -activar o inhibir- la dopamina en el cerebro.

Dicho esto, la mayoría de los casos es debido a causas desconocidas. Se cree que es producto de una combinación entre la genética, el entorno y los factores sociales. Algunos casos están relacionados con infecciones o traumas previos en el cerebro. Los estudios sobre gemelos indican que el trastorno suele heredarse de los padres, y que la genética determina alrededor del 75 % de los casos en niños y entre el 35 % y el 75 % de los casos en adultos. Los hermanos de niños con TDAH tienen entre tres y cuatro veces más probabilidades de desarrollar el trastorno que los hermanos de niños sin él.

Síntomas

El TDAH puede existir de forma aislada, pero es frecuente que coincida con uno o más trastornos del desarrollo del niño. Se consideran tres tipos:

  • Predominantemente hiperactivo/impulsivo (TDAH-H/I);
  • Predominantemente inatento (TDAH-I);
  • Combinado (TDAH-C).

En cuanto al género y el TDAH, la mayoría de las investigaciones coinciden en que hay más niños que niñas con la presentación hiperactiva-impulsiva del TDAH, pero hay más niñas que niños con la presentación inatenta del TDAH.

 

Las niñas con TDAH tienden a mostrar menos síntomas de hiperactividad e impulsividad, pero más síntomas de falta de atención y distracción. Los síntomas de hiperactividad tienden a desaparecer con la edad y se convierten en inquietud interior en los adolescentes y adultos con TDAH.

Esta es una cuestión importante, ya que es más fácil detectar los síntomas de hiperactividad e impulsividad y hay muchas pruebas que apoyan que las niñas con TDAH de tipo inatento no son detectadas, especialmente durante los años de la escuela primaria. Esto puede tener graves consecuencias a largo plazo en términos de aprendizaje, comportamiento y autoestima más adelante en la vida.

Los niños y niñas pueden presentar diferencias de comportamiento si no se comprenden sus necesidades. Esto puede llevar a la exclusión social.

Falta de atención:

  • inatención y distraerse fácilmente;
  • cometer errores por descuido;
  • parecer incapaz de escuchar o llevar a cabo instrucciones;


Cambio constante de actividad o tarea
:

  • problemas de organización.

Hiperactividad e impulsividad:

  • no poder quedarse quieto, especialmente en entornos tranquilos o silenciosos;
  • estar constantemente inquieto;
  • falta de concentración;
  • movimiento físico excesivo;
  • verborrea constante;
  • entrometerse/interrumpir la conversación/no ser capaz de respetar los turnos;
  • escasa o nula sensación de peligro; es decir, comportamiento de riesgo constante.

Características positivas de personas con TDAH

  • Personalidad atractiva/carismática;
  • espíritu aventurero;
  • pensamiento creativo;
  • intereses múltiples;
  • ingeniosa;
  • siempre dispuesta a explorar.

Tratamiento

El diagnóstico debe ser médico. El niño debe ser visto por el médico de cabecera en primera instancia y puede ser derivado a un pediatra, psicólogo clínico o psiquiatra.

Desde el punto de referencia psicopedagógico, señalar que actualmente existen muchos tratamientos eficaces para minimizar el impacto del TDAH en la vida del escolar, adolescente o persona adulta. Por ejemplo, las terapias cognitivas y conductuales, formación para los padres y tutores en habilidades sociales, reeducación psicopedagógica; son algunas opciones con resultados notables.

Para más información sobre este tema, puedes visitar la página del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

En el Gabinete Narei disponemos de AULA Nesplora, un novedoso test basado en la realidad virtual desarrollado para ofrecer un diagnóstico más completo del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) a niños y niñas entre 6 y 16 años.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Subir